A simple vista, cualquiera pensaría que son mundos opuestos, sin embargo el arte y el derecho tienen muchos puntos de encuentro: ambas son expresiones muy profundas en el ser humano; buscan la conciencia, el orden, la armonía, y el equilibrio.  La historia de la humanidad las atraviesa a ambas, así como la filosofía, la ética. Ambos mundos influyen positivamente en el otro, creatividad en lo legal y orden en el arte.

Un proyecto como esta web pensando en compartir mis vivencias y perspectivas de lo que hago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *